25 septiembre 2019

El blanqueamiento dental podemos categorizarlo como uno de los tratamientos estéticos más populares en las clínicas dentales. Con solo una sesión es posible se logra una diferencia notable en el aspecto de los dientes. Pero, existen muchos mitos y creencias alrededor del blanqueamiento dental. Por eso hoy os queremos mencionar algunas de las mentiras y verdades del blanqueamiento dental.

¿El blanqueamiento dental puede dañar el esmalte?

Lo primero que hay que tener en cuenta que el blanqueamiento dental es un tratamiento clínico. La finalidad de este tratamiento es puramente estética, pero deberá ser supervisado y desarrollado por un equipo clínico cualificado. Para no correr ningún tipo de riesgo se recomienda que se lleve a cabo de forma profesional.

¿Es posible eliminar todas las manchas?

Por mucho que haya gente que lo confirme, existen manchas que un blanqueamiento dental no puede eliminar. Algunas de ellas pueden ser resistentes al tratamiento por lo que es imprescindible contar con un diagnóstico específico por parte de un odontólogo.

¿Qué nivel de blanco se busca?

Los pacientes que acuden a nuestras clínicas no disponen de un blanco puro de forma natural, por lo que mediante un blanqueamiento dental no se busca obtener un color blanco. Buscarlo generaría unos resultados antiestéticos y antinaturales.

¿Qué tono dental se recomienda?

Cada boca es distinta por lo que cada persona cuenta con una tonalidad específica. La tonalidad de los dientes esta prioritariamente determinada por factores genéticos así como por sus propias encías y la propia tonalidad de la piel. A pesar de que el tratamiento recibe el nombre de blanqueamiento, los pacientes no sufren un “blanqueamiento” como tal. En realidad se trata de un aclaramiento varias tonalidades.

¿Hay efectos secundarios del blanqueamiento dental?

En realidad, sí. El blanqueamiento dental en sí puede causar sensibilidad dental debido a los productos que se utilizan. El blanqueamiento requiere deshidratar los dientes lo cual provoca una mayor sensibilidad. Pero no os preocupéis, se trata de algo temporal y que desaparece una vez transcurridas 48 o 72 horas.

¿Existen pastas dentales blanqueadoras que sean eficaces?

Si lo que el paciente está buscando es un blanqueamiento considerable y realmente eficaz las pastas de dientes no le serán de utilidad. ¿Por qué? La razón principal es que suelen incrementar la sensibilidad bucal y además no generan unos efectos duraderos precisamente por su baja concentración en agentes blanqueantes.

Rogamos que se eviten las soluciones caseras y la aplicación sin supervisión profesional de peróxido de carbamida y de hidrógeno. Este tipo de químicos ataca el esmalte y la dentina generando daños y desembocando en la pérdida de las piezas dentales.

¿Puede un fumador someterse a un blanqueamiento dental?

No hay ningún tipo de restricciones para pacientes que fuman a diario, pero sí que afecta a la eficacia del tratamiento. Los fumadores pueden obtener buenos resultados, pero serán mucho menos duraderos precisamente debido al consumo normalizado de tabaco.

¿Quién puede someterse a un blanqueamiento dental?

No se trata de un tratamiento estético apto para todo el mundo. Por ejemplo, aquellos pacientes menores de 16 años no podrán someterse a él. Tampoco se realiza en mujeres embarazadas o que se encuentren en período de lactancia tampoco. Por último, para poder someterse al tratamiento se debe contar con unas condiciones mínimas de salud bucal.