19 febrero 2020

La extracción de muelas del juicio, o exodoncia de muelas del juicio, es una intervención quirúrgica realizada para extraer las muelas del juicio, cuatro piezas dentales permanentes de los adultos que se pueden localizar en los extremos interiores de la boca.

En el caso de que una muela del juicio no tenga espacio para crecer (muela de juicio retenida) y, provocando dolor, infección u otros problemas dentales, es muy probable que sea necesaria su extracción. Esta extracción de muelas del juicio puede ser realizada tanto por un dentista como un cirujano bucal.

En muchos casos nuestros dentistas y cirujanos bucales recomiendan extraer las muelas del juicio incluso antes de que estas causen problemas, con el objetivo de evitar padecer las consecuencias de ellas.

¿Por qué se realiza la extracción de muelas del juicio?

Las muelas de juicio, también conocidos como terceros molares, son los últimos de los dientes permanentes de la boca en salir. Estas muelas tienden a salir entre los 17 y 25 años, aunque hay personas a las que nunca les salen las muelas del juicio. Y hay casos en los que estas muelas de juicio salen normalmente, sin causar ningún tipo de problemas a la integridad de nuestra dentadura y salud bucodental.

El problema viene cuando las muelas no disponen de lugar suficiente en la boca para salir y desarrollarse normalmente, estas las conocemos como muelas del juicio impactadas. Una muela del juicio impactada puede:

  • Crecer en ángulo contra la muela próxima (segundo molar)
  • Crecer en ángulo contra la parte posterior de la boca
  • Crecer en ángulo recto contra el otro diente, como si la muela del juicio estuviese «recostada» dentro del maxilar
  • Crecer derecho hacia arriba o hacia abajo, como cualquier otra muela, pero permaneciendo atrapada dentro del maxilar

Síntomas tras una extracción de muela del juicio

Durante las primeras 24 horas posteriores a la extracción dental los pacientes notarán que rezuma un poco de sangre por la herida. En caso de que el sangrado sea anormal (abusivo), doblad una gasa y colocadla en la zona para morderla durante unos 30 minutos aproximadamente. Este proceso se puede realizar varias veces pero, en caso de que este sangrado anormal persista, recomendamos acudir a la clínica dental para su revisión.

Durante el postoperatorio de la extracción dental (hasta el séptimo o décimo día) presentará hinchazón y hematoma, dolor, dificultad de apertura en la boca y posiblemente unas décimas de fiebre (normal hasta 38º).

Indicaciones y consejos post extracción dental

La extracción dental es un tratamiento/intervención que suele despertar mucha preocupación entre nuestros pacientes. Se trata de un acto quirúrgico, y por lo tanto conlleva los riesgos pertinentes de una cirugía: aparición de dolor y molestias, infección, o incluso hemorragia. Es por esto que aconsejamos seguir el siguiente protocolo, diseñado por los especialistas de IMED Dental, sobre los cuidados tras una extracción dental.

Presión mediante gasa o algodón

Mediante la presión ejercida para mantener mordida una gasa doblada conseguimos detener el sangrado post intervención. Pero, ¿cuándo puedo quitar el algodón de la muela o diente? Por norma recomendamos morder la gasa durante 30-60 minutos después de la intervención.

Aplicar frío en la zona

Es recomendable, durante los dos primeros días, aplicar frío en la zona operada mediante una bolsa de hielo o toallas frías. Aplicarlo de manera intermitente durante 10 minutos y evita no enfriar demasiado la piel de la mejilla (puedes proteger la piel con un pañuelo o toalla). Esto ayudará con la inflamación y el sangrado.

Es obligatorio evitar tomar alimentos o bebidas calientes durante las primeras 24 horas post extracción dental. Es más, tomar directamente todo frío siempre ayudará, como por ejemplo tomar helado con cuchara.

No enjuagues tras la extracción dental

No debes enjuagarte durante las primeras 24 horas, ya que debido al enjuague puede desalojarse el coágulo e interrumpir el proceso normal de recuperación. Por eso, a pesar de recomendaciones equivocadas de la sabiduría popular, recomendamos evitar enjuagarse intensamente.

En caso de no seguir esta indicación, corres el riesgo de sufrir de alveolitis.

Mantener una higiene bucal normal post exodoncia

Al día siguiente de la extracción dental puedes enjuagarte la boca, con agua templada y sal o con agua mezclada con algún colutorio.

En cuanto a la limpieza bucal, procura que sea correcta, usando el cepillo de dientes en las zonas que sea posible e intentar realizarlo con más suavidad de la ya habitual.

¿Fumar después de sacar una muela?

Está rotundamente desaconsejado fumar durante el postoperatorio de una extracción dental, ya que es una fuente de problemas y favorece el sangrado y la infección.

No tomar bebidas alcohólicas ni carbonatadas.

Nada de esfuerzos

Es importante no realizar trabajo, ejercicio y/o esfuerzos físicos importantes.

Cómo dormir tras una extracción de muela

Es importante que tras una extracción de muela se mantenga una postura en la que la cabeza esté a un nivel más alto que el cuerpo. Estar sentado no supone ningún problema, pero, a la hora de dormir, se recomienda tener unas cuantas almohadas para elevar la cabeza y estar en la posición recomendada.

Qué comer después de una extracción de muela

Se trata de una de las preguntas/dudas más frecuentes en pacientes sometidos a una extracción de muela o dental. Nuestros especialistas en IMED Dental recomiendan a los pacientes que sigan sus inclinaciones naturales en los que respecta a dieta, pero por su propio beneficio son preferibles alimentos blandos y a temperatura ambiente. Y, sobre todo, beber mucha agua.

Unos consejos extra: Masticar por el lado no intervenido y evitar alimentos irritantes.